Historia

Historia

El origen de este pueblo está ligado a la Reconquista y a la Orden Militar de Alcántara. La conquista de estos territorios fue llevada a cabo por Alfonso IX de León que toma Alcántara en 1213 y los entrega a la Orden para su defensa y organización. A partir de este momento, se utiliza el sistema de encomienda por el que un comendador administra el territorio para repoblar la zona. Surgen así, entre 1217 y 1251, diversos pueblos, casi todos sedes de encomiendas, entre ellos, La Mata. Esta localidad sufrirá, al igual que los demás pueblos, los efectos de la inestabilidad política de la corona de Castilla en el siglo XV , hasta la llegada al trono de los Reyes Católicos. La Orden de Alcántara se ve afectada con una guerra civil entre sus principales mandatarios, repercutiendo en los pueblos sobre los que ejerce su jurisdicción. El siglo XVI es el siglo de desarrollo y crecimiento de esta zona y en La Mata queda plasmado a través de la construcción de su iglesia parroquial de Nuestra Señora de Gracia, obra del gran arquitecto Pedro de Ibarra. En los siglos XVII y XVIII sufrirá, los efectos de las guerras con Portugal, que se traducen en saqueos y pillajes por parte del enemigo. En los inicios del siglo XIX , con la invasión francesa y la guerra de la Independencia, La Mata, como los demás pueblos de la zona, se verá afectado por los efectos de las guerras con destrucciones y saqueos. El topónimo de La Mata existe desde 1229. A partir de la segunda mitad del siglo XIX es cuando oficialmente se la denomina Mata de Alcántara, aunque para los habitantes del pueblo sigue siendo La Mata.
Durante el siglo XX Mata de Alcántara, como otros pueblos de España, sufrirá los efectos negativos de la emigración, perdiendo en el periodo de 1950 a 1980, algo más del 70% de su población con las consecuencias socioeconómicas que esto conlleva.